Apunexpo Barquisimeto

APUNEXPO Barquisimeto

Sitio web oficial de la Asociación de Profesores de la Unexpo Barquisimeto

Fachada Unexpo Barquisimeto
Contaminación electromagnética

En la segunda mitad del Siglo XX la contaminación del medio ambiente se ha convertido en un problema de nivel mundial ya que afecta enormemente la especie animal, vegetal y lo que es más importante la vida misma del ser humano. La organización mundial de la salud reconoce que gran parte de las enfermedades degenerativas en el ser humano tiene su origen en la contaminación del medio ambiente.

Reuniones y Foros Internacionales se realizan periódicamente con el objeto de analizar y profundizar en las causas de la contaminación medio-ambiental y poner en práctica leyes y mecanismos que detengan este flagelo que amenaza cada vez más con la vida planetaria.

A esta contaminación se suma cada vez con más fuerza la que produce la radiación electromagnética o radiación no ionizante. Estamos rodeados de campos Electromagnéticos, de hecho, cualquier carga eléctrica en movimiento produce una señal electromagnética . Radios, Computadoras, Neveras, etc., producen señales de baja frecuencia, mientras que repetidoras de medios de comunicación, estaciones eléctricas con tendidos de alta tensión, celulares y otros sistemas producen andas electromagnéticas con alta frecuencia. Mientras mayor es la frecuencia, mayor es la energía asociada a la señal y por lo tanto el efecto sobre el punto incidente será más notorio.

Hacia finales del siglo XIX los experimentos de Oesterd y Faraday demostraron que las corrientes eléctricas interaccionan entre si, así como también los circuitos eléctricos interaccionan con los campos magnéticos. La Brújula, no es más que un ejemplo claro de este principio, basado en la interacción del campo magnético terrestre y el que produce un cuerpo imantado.

El cuerpo humano esta constituido entre otros elementos por una gran cantidad de corrientes eléctricas que trasmiten información a las diferentes partes y órganos. En base a lo dicho anteriormente, la pregunta lógica a hacerse es la siguiente: ¿Cómo se modifican las corrientes eléctricas de muestro cuerpo debido a los campos electromagnéticos externos? Algunas investigaciones acuñan el término de Síndrome de Radiofrecuencias caracterizado por cambios en la actividad cerebral y en la presión sanguínea, alteraciones del sueño, fatiga crónica, etc., otras investigaciones añaden a este tipo de radiaciones, la causa de abortos, daños cerebrales ,leucemia infantil, y daños en el ADN.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte publicaron el 2000, en la revista Occupational and Enviromental Medicine un estudio que demuestra que la tendencia al suicidio era el doble entre los trabajadores expuestos a las radiaciones electromagnéticas que entre los no expuestos.

En el año 1992, el instituto Karolinska de Estocolmo presentó un informe sobre el efecto de los campos electromagnéticos en las personas, Este estudio se desarrolló entre 1960 y 1985 sobre una población de 436.503 personas expuestas a la radiación electromagnética continuada de una línea de alta tensión. Los estudios llevados a término evidenciaron que determinadas enfermedades se manifestaban a partir de los 200nt (nanoteslas) y 10 V/m (a frecuencia de 50Hz), aumentando considerablemente el nivel de riesgo cuando estos valores aumentaban.

El instituto de Bioelectromagnetismo Alonso de Santacruz de la Universidad Alcalá de Henares, llego a descubrir que el funcionamiento de la glándula pineal se alteraba por efecto de los Campos Electromagnéticos . Esta glándula segrega la Melatonina, que mantiene en forma nuestro sistema inmunitario y regula el crecimiento de las células del cuerpo; por ello su alteración repercute en los procesos infecciosos y alérgicos, así como en el crecimiento anormal de las células en el cáncer.

A principio del 1998 la organización mundial de la salud, inició un estudio a siete años con un presupuesto de 3.3 millones de dólares para investigar los efectos de la exposición ambiental y ocupacional a los campos electromagnéticos. La comisión de Comunidades Europeas en 1988 elaboró en su seno unas recomendaciones para los países europeos en materia de contaminación electromagnética.

Según reseña El Periódico Argentino de la ciudad de Cordoba (Marzo, Abril y Mayo 2001) el Gobierno Italiano a través de su ministro Bordón, ordenó reducir las emisiones de onda corta provenientes de las 58 antenas que tiene instaladas radio Vaticano en el pueblo de Cesano en Italia.

El Ministro del Ambiente tuvo que tomar medidas urgentes cuando mediciones realizadas los días 3 y 4 de abril de este año revelaron niveles alarmantes de contaminación de 20 V/m en el área de Cesano, cuando la legislación italiana establece un límite de 6 V/m. El informe de la agencia de medio ambiente (ANPA) señaló un aumento considerable de los casos de leucemia en un área de 10Km 2 alrededor del centro emisor de radio vaticano.

Los vecinos de un barrio de Mostotes del Ayuntamiento de Madrid-España denunciaron el año 2000 que la presencia de una antena de telefonía móvil en la zona era la causante de una veintena de casos de cáncer en una radio de 300 metros.

Esta denuncia y su proceso motivaron el retiro de las antenas y una severa legislación para impedir en toda España la colocación de antenas de este tipo en centros urbanos.

Muchas son las investigaciones, sobre todo las de carácter epidemiológico, refuerzan cada día la incidencia sobre la salud humana de las señales electromagnéticas, aunque muchos estudios concluyentes están todavía por publicarse.

Mientras tanto es importante protegernos e instar a las autoridades del Ministerio de Ambiente de nuestro país para que promulguen una legislación severa con el fin de reducir el impacto de la contaminación electromagnética. Utilizar lo menos posible el celular, (sobre todo para niños y adolescentes), alejarse de zonas donde existan tendidos de alta tensión y denunciar la existencia de instalaciones repetidoras de telefonía en zonas pobladas, son algunas de las recomendaciones a seguir para evitar el impacto de la contaminación electromagnética.

Los niños y los enfermos son más susceptibles a estas interacciones electromagnéticas, por lo tanto deben evitarse instalaciones repetidoras en las cercanías de escuelas, hospitales y geriátricos.

Tomar conciencia es la base para actuar y difundir esta información a todos los sectores de nuestras comunidades, entendiendo que la vida y su preservación es lo más importante para el ser humano.

Alessandro Garagozzo

Regresar

www.apunexpo.net